Paraguay realiza esfuerzos interinstitucionales para promover el acceso al agua potable

El Paraguay es un país que no tiene costas sobre el mar, lo que le priva de disfrutar de las playas de agua salada.  Pero sí tiene mucha agua dulce.  Está entre los treinta países del mundo, y los diez de América Latina,  con mayor reserva de recursos de agua dulce en el mundo.  Como sabemos, solo 2,50 % del total de agua que tiene el planeta es agua dulce.  Gran parte del acuífero guaraní, aguas subterráneas compartidas con Argentina,  Brasil y Uruguay,  se encuentra en la Región Oriental del Paraguay.

El Acuífero Guaraní es un reservorio de agua dulce con un volumen de agua estimado de 37.000 Km3. Es el segundo reservorio de agua dulce más grande del mundo, luego de la Gran Cuenca Artesiana de Australia.  Ocupa aproximadamente 840.245 km² en Brasil, 225.000 km² en Argentina, 70.000 km² en Paraguay y 45.000 km² en Uruguay. (Datos de AQUASTAT,  Sistema de Información Global en Agua y Agricultura de la FAO).

Pero a pesar de que Paraguay es un país con mucha reserva de agua, todavía es un gran desafío que el agua llegue a cada uno de sus habitantes.  Existe un gran compromiso del Estado paraguayo, representado por su gobierno, para alcanzar metas relacionadas a agua potable y saneamiento.  Las autoridades, apoyadas por el sector privado, y la sociedad civil, esperan alcanzar el 100 de cobertura de agua potable, 50 % de tratamiento de agua y 50 % de alcantarillado para el año 2030.

En los últimos cinco años, se han hecho esfuerzos interinstitucionales para promover el acceso al agua potable a todos los paraguayos y paraguayas.  El Plan Nacional de Desarrollo de Paraguay (PND/2014), señala que  pesar de estos avances existe todavía un sector importante de la población que no accede a servicios de agua potable y saneamiento. Según la última encuesta de hogares (2013), la población que cuenta con servicio de agua mejorada alcanza el 85,8% (nivel urbano 93,1% y nivel rural 74,8%) y al saneamiento mejorado 79% (95% urbano y 55% rural).

¿Cómo lograr estos objetivos? No hay otra vía que la del trabajo coordinado de todos los sectores.  El sector público necesita coordinar acciones con las entidades privadas, y también necesita de las Organizaciones de la Sociedad Civil,  pues para enfrentar los desafíos se requiere de innovación, creatividad que solo una visión amplia y participativa puede lograr.

En ese sentido, el Paraguay tomó la decisión de integrarse al SIASAR, Sistema de Información de Agua  y Saneamiento Rural en el 2016, que completa en el 2017, un total de 11 países que emplearán esta plataforma.  El Gobierno cree que contar con la experiencia SIASAR permitirá ser más eficiente en la aplicación de soluciones integrales de agua y saneamiento, teniendo en cuenta no solo la infraestructura, sino, fundamentalmente, los beneficios sociales y ambientales.

El presente año marca un hito para Paraguay en el sistema SIASAR, pues la Asamblea le dará la bienvenida oficial el próximo abril, mes en el que también se tiene previsto levantar a la plataforma las primeras comunidades relevadas, que son de un sitio de vital importancia para Paraguay: El Chaco, amplio territorio habitado por más de 200 comunidades indígenas.  En Paraguay habitan 112.848 indígenas que subsisten en 531 comunidades, 241 aldeas y 54 núcleos familiares (Censo Nacional 2013).  El departamento de Boquerón donde se prevé realizar el primer relevamiento de datos, es el segundo con mayor cantidad de comunidades en todo el Paraguay.

Por tanto, la herramienta SIASAR contribuirá a cumplir una meta que tenemos, no solo como paraguayos, sino como humanidad: llevar agua potable a todos y todas.

Ing. Claudia Crosa
Directora de Agua Potable y Saneamiento del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones de Paraguay (MOPC-DAPSAN), ente rector de agua en el Paraguay, oficina encargada de coordinar la implementación de SIASAR en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *